Universidad Nacional de Colombia en la mira | Señal Memoria

Publicado el Jue, 21/09/2017 - 17:52

Universidad Nacional de Colombia en la mira

Universidad Nacional de Colombia 150 años
Colprensa - Mauricio Alvarado

Por José Perilla

Parte importante de los 150 años que cumple la Universidad Nacional de Colombia puede ser documentada gracias al Archivo Señal Memoria. Hoy, al cumplirse el sesquicentenario de la influyente institución, vamos a ver qué tienen por decir las grabaciones que quedaron de esos momentos en que aquella larga historia coincidió con la que ha dejado la Radio Nacional de Colombia.

Presentamos extractos significativos de varios discursos de presidentes, ministros y rectores de la Universidad Nacional dados en las décadas de 1950 y 1960. Años de cambios radicales en los que el país, a partir de una concepción conservadora y cristiana, transitó por las incertidumbres de la Violencia, la dictadura y desembocó en la solución pragmática del Frente Nacional.

Tienen en común estos discursos mostrar un vínculo profundo entre la Universidad Nacional de Colombia y la búsqueda del progreso nacional. En el camino, surgieron también las reyertas ideológicas y políticas a las que la Universidad nunca ha sido ajena, a pesar de las numerosas ocasiones en que se ha propendido para tal fin.

Aquí entonces, un poco de la historia de la Universidad Nacional de Colombia, en sus 150 años de existencia.

Universidad Nacional en los años cincuenta, el país conservador

A dos días del final de su gobierno, el 5 de agosto de 1950, Mariano Ospina Pérez fue homenajeado en la Universidad Nacional de Colombia. Pintado por Efraín Martínez, el retrato del gobernante se fijaría para siempre en la galería presidencial de la Universidad.

En su discurso, Ospina Pérez se refirió a un gobierno complejo, con “9 de abril” a bordo. Orden público y desarrollo económico fueron las prioridades. El enfoque para todo fue el de un presidente cristiano y conservador.


Ospina Pérez – Un gobierno cristiano

Aunque la prioridad fue el desarrollo material del país y el orden público, también hubo campo para la educación. Ospina Pérez expresó sus propósitos con la designación como rector de Luis López de Mesa, notable intelectual colombiano recordado por sus polémicos enfoques raciales. Al él siguió Julio Carrizosa Valenzuela, matemático e ingeniero, quien fuera Ministro de educación y Decano de la Facultad de Ingeniería en la Universidad. Carrizosa se encontraba como Rector al momento del homenaje. En su discurso, hizo énfasis en el desarrollo material de la Universidad y su autonomía.


Julio Carrizosa – Gobierno y Universidad

La autonomía e independencia de la Universidad Nacional de Colombia ha sido tema de discusión desde el principio de su historia. En relación con ello, si bien Carrizosa reconoció en su discurso la virtud cristiana del Gobierno, fue claro en pregonar principios orientados por la racionalización, la modernización y el desarrollo de la esfera pública. Esta visión progresista y científica marcaría la orientación de la Universidad.


Julio Carrizosa – Gobierno moderno

Un año más tarde, el 25 de julio de 1951, ya en tiempos del gobierno Gómez-Urdaneta, el Ministro de educación, Rafael Azula Barrera, se refirió a los avances materiales en la Universidad Nacional. Hubo un componente decisivo en esta historia: la intervención e influjo de la Misión Rockefeller. Sus técnicos dirigieron la construcción del anfiteatro de la Facultad de Medicina. Ese mismo año se entregaría el Edificio de Química, una de las joyas arquitectónicas del Campus.


Min.Edu. Rafael Azula – Obras en Unal – 1951-07-25

El 13 de junio de 1953 el General Gustavo Rojas Pinilla se tomó el poder. Un año más tarde, la su popularidad inicial vino a pique tras la muerte de varios estudiantes de la Universidad Nacional, a manos de la policía y el ejército. Se ha recordado el nombre de Uriel Gutiérrez para referirse a un creciente movimiento estudiantil que demandaba de la Universidad una orientación más precisa en relación con la realidad social y política del país.

En efecto, con la muerte de los estudiantes vino un revolcón en la Universidad, pero muy distinto al deseado. El rector Rafael Naranjo Villegas renunció para dar paso a una rectoría militar que no logró ser aceptada. Vino entonces la rectoría de Jorge Vergara Delgado, con quien se alcanzó una relativa calma. En discurso dado el 1 de agosto de 1954, pocos días después de su nombramiento, Vergara reconoció no saber a ciencia cierta qué problemas tenía la Universidad y qué soluciones dar a ello. Pero hizo referencia a la investigación como labor primordial para el desarrollo de la institución y la necesidad de una reforma universitaria para acabar con “un falso concepto democrático de la educación universitaria”.


Rec. Jorge Vergara – Investigación y profesionales


Rec. Jorge Vergara – Reforma universitaria

La caída del gobierno de Rojas Pinilla en 1957 dio paso a la Junta Militar y al gobierno de Alberto Lleras Camargo, primero del Frente Nacional, a partir de 1958. Lleras Camargo, de orientación liberal, ha sido uno de los presidentes colombianos con mayor experiencia en relaciones internacionales. Sus directrices favorecieron primordialmente la relación de Colombia con Estados Unidos. No fue casualidad que durante su gobierno haya sido la visita de John F. Kennedy y la implementación de la Alianza para el Progreso.

Con su amigo Mario Laserna, Lleras Camargo tomó parte de la fundación de la Universidad de los Andes en 1948. Un proyecto renovador dentro del espectro universitario colombiano. Una década más tarde, con el inicio del Frente Nacional, Laserna fue nombrado rector de la Universidad Nacional. En el cargo permaneció por dos años, hasta 1960.

De Laserna, se dijo a través de la emisora HJCK: “En nuestros medios universitarios, representa la irrupción de las tendencias norteamericanas en un ambiente que, antes de la irrupción de este joven educador, se había desarrollado dentro del clásico estilo europeo”. Así se presentó en dicha emisora una emisión del programa La pregunta de la semana, dedicada a las percepciones y demandas de algunos estudiantes entrevistados, de cara al nombramiento de Laserna.

Un poco con la ayuda de Gloria Valencia de Castaño, la entrevistadora, finalmente Edgar Castrillón logró definir una demanda que hoy no deja de llamar la atención. La depuración política en la Universidad. Un poco más moderada fue su propuesta de ayuda a estudiantes, donde surgió de nuevo el apellido Rockefeller. No sería la última vez.


Estudiante Edgar Castrillón – Depuración política – 1958


Estudiante Edgar Castrillón – Ayuda a estudiantes – 1958

Rafael Álvarez, estudiante de Ingeniería, se refirió de nuevo a la autonomía universitaria y a una hierba de las más malas: la corrupción.


Estudiante Rafael Álvarez – Autonomía universitaria - 1958


Estudiante Rafael Álvarez – Palanca y burocracia - 1958

Y, finalmente, César Álvarez, estudiante de Ingeniería puso de presente el tema que caracterizará los discursos por venir.  El desarrollo técnico. Y además, el deporte.


Estudiante César Álvarez – Demandas técnicas

Universidad Nacional años sesenta, técnica y desarrollo

El desarrollo rural fue una de las prioridades en los años sesenta. Con Lleras Camargo, en 1961, los gobiernos del Frente Nacional tuvieron el primero de los intentos de Reforma Agraria. En 1962, durante el gobierno de Guillermo León Valencia, se creó el ICA (Instituto Colombiano Agropecuario). Esta corporación estuvo orientada en la investigación y el desarrollo de las ciencias agropecuarias. En ese marco, la oferta educativa de la Universidad Nacional de Colombia se quiso poner a la vanguardia. En tal sentido, hacia el final de su gobierno el presidente Valencia celebró el convenio de la Universidad Nacional con la Universidad de Nebraska, todo en el marco de la Alianza para el Progreso.


Guillermo León Valencia – ICA y Unal. – 1966-03-03


Guillermo León Valencia – Alianza para el progreso – 1966-03-03

Desde 1961 se inició un ambicioso plan sobre enseñanza agrícola y agronómica en el país. Diferentes Facultades de Agronomía se integrarían con granjas experimentales del Gobierno. Para el desarrollo de esta iniciativa, se contó con el apoyo de fundaciones estadounidenses. Aunque no fue la única, allí se destacó la Rockefeller. También estaban presentes Ford y Kellogg. Por la parte nacional, se sumó la Federación Nacional de Cafeteros.

Fue así como la Universidad Nacional contó nuevamente con ayuda extranjera y tuvo nuevos desarrollos. La carrera de medicina veterinaria, fundamental en el proceso agrícola, cambió su modelo inicial, proveniente de la escuela francesa, por el de las escuelas norteamericanas. En el mismo 1966 del pacto con Nebraska, Medicina Veterinaria y Zootecnia se constituyeron en carreras distintas. Ese año, vino a Colombia John D. Rockefeller para cerciorarse que todo marchara bien con el nuevo Laboratorio de Investigaciones Médicas Veterinarias (LIMV), dependencia del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA).

Al respecto, presentamos apartes del discurso de inauguración, evento realizado ya bajo el gobierno de Carlos Lleras Restrepo. El presidente recordó a su padre, veterinario educado en el modelo francés que ahora reformaban. Sobre esa base, se refirió a la responsabilidad nacional del desarrollo económico y la importancia de mejorar la técnica para lograrlo. Con ello, la Universidad se ubicaba en el foco del progreso.


Carlos Lleras Restrepo – Padre veterinario - 1966


Carlos Lleras Restrepo – Importancia del desarrollo – 1966


Carlos Lleras Restrepo – Técnica y Desarrollo económico – 1966

En cuanto a la “depuración política” por la que abogaba el estudiante Castrillón en el 58, no hubo tal. Al contrario, voces de protesta y oposición, ancladas en diversas facciones de la izquierda, encontraron en el campus un medio fértil de cultivo. Fue así como ocurrió que aquella inauguración en compañía de John D. Rockefeller, fue saboteada. Ello produjo el cierre del Consejo Estudiantil y tuvo repercusiones en otras universidades estatales.

Pocos días más tarde, Carlos Lleras se refirió a los sucesos en tono regañón. Arrancó el discurso calmado, pero poco a poco la pasión se fue adueñando de su serenidad y el tono fue subiendo de manera proporcional a los aplausos. El marco fue un congreso de transportadores. Lleras Restrepo se refirió a los perjuicios de los extremos ideológicos propios de los años sesenta. Y entonces entró en materia. Aquí tres de los fuetazos.


Carlos Lleras Restrepo – Estudiantes intoxicados


Carlos Lleras Restrepo - Estudiantes insolentes


Carlos Lleras Restrepo - Universidad, terror, progreso

El movimiento de izquierda acunado en la Universidad Nacional tuvo un punto culminante con la figura de Camilo Torres. Poco antes de optar por las armas, en el momento que dejaba el sacerdocio, Camilo Torres se dirigió ante una masa plural que hizo eco de su reivindicación revolucionaria con sonados aplausos. Fue, quizá, la última intervención pública que tuvo, antes de morir abatido el 15 de febrero de 1966.


Camilo Torres – Apoyo a la Revolución

Al final de la década, el énfasis que la Universidad Nacional había tenido en el desarrollo económico se expresó con la designación de Jorge Méndez Munévar como rector. En 1967, este destacado economista había presidido la participación colombiana en la reunión de la Cepal (Comisión económica para América Latina). Dos años después, en calidad de rector de la Universidad Nacional de Colombia, fue entrevistado con ocasión de una nueva reunión de la Comisión. En sus opiniones al respecto, se deja ver el enfoque de su pensamiento, la conciencia sobre el atraso económico y social y, en tal sentido, la necesidad de reformas estructurales. A través de su voz, de nuevo, la Universidad Nacional de Colombia quedaba en el foco de los retos por venir.

Rector Jorge Munévar – Cepal, atraso económico, futuros retos – 1969

Fecha de publicación original Jue, 21/09/2017 - 17:52
¿QUÉ TANTO TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO?
Compartir