La desmovilización del EPL: 30 años después

Publicado el Lun, 01/03/2021 - 16:04

La desmovilización del EPL: 30 años después

desmovilización del epl
Archivo Señal Memoria de RTVC. Diseño gráfico: Karen López para Señal Memoria de RTVC

Tras 24 años de trasegar por las selvas colombianas y ver en las armas el camino hacia una revolución social, el Ejército Popular de Liberación – EPL se desmovilizó y entró a ser parte de la Asamblea Constituyente que propuso la constitución política aún vigente en el país. Si bien su desmovilización no garantizó el fin del conflicto armado en Colombia, sí permitió la creación de nuevos actores políticos que prefirieron la discusión de ideas a la confrontación armada. 

En 1967, siguiendo las ideas de Mao Tse-Tung, exintegrantes del Movimiento Revolucionario Liberal (MRL), del Partido Comunista y de la Juventud Comunista de Colombia (JUCO), inconformes con las tendencias reformistas y conciliadoras de sus movimientos, decidieron alzarse en armas. Fue así como Pedro León Arboleda, Pedro Vásquez Rendón, entre otros; se concentraron en Santander, el Magdalena Medio y el Valle del Cauca con la intención de crear ejércitos insurgentes a favor de la línea comunista china.

Con el paso del tiempo, estos ejércitos tuvieron que agruparse en la zona selvática y montañosa del alto Sinú y del río San Jorge, que corre en su mayoría por el departamento de Córdoba, luego de intensas confrontaciones con el Ejército Nacional de Colombia y con otras guerrillas que operaban en la zona. Fue así como surgió el EPL, un grupo insurgente recordado principalmente por su carácter rural y campesino.    

El archivo de Señal Memoria preserva estas imágenes sin editar de un campamento del EPL, seguramente hacia la década del ochenta, donde se aprecia a los rebeldes en formación y luego se ve ondear su bandera, en la cual se lee la frase “combatiendo venceremos”.

 [1980]. Fragmento - [Imágenes del movimiento guerrillero EPL]: [Campamento] [Pregrabado (Rushes)]. Colombia. Archivo Señal Memoria, UMT-208905.  

 

El EPL, a diferencia de lo que ocurrió con otros grupos armados como las FARC, no pudo expandirse por los distintos territorios del país. Esto le permitió al Ejército atacarlos con más vehemencia, al punto de dar muerte a uno de sus fundadores, Pedro Vásquez Rendón, en 1968. Quizás ante el asedio constante, los integrantes del EPL se mostraron prontamente a favor de una negociación de paz, siempre y cuando se creara una convocatoria para una Asamblea Nacional Constituyente. En estas imágenes se puede apreciar cómo hacia 1990 el EPL empieza a publicitar su deseo de paz a través de afiches ubicados en las zonas rurales donde operaban.

 (1990). [Ejército Popular de Liberación EPL)] [Pregrabado (Rushes)]. Colombia. Archivo Señal Memoria, UMT-209078

 

Luego de ver el éxito en la desmovilización del M-19 que les permitió a sus miembros hacer política sin armas, los integrantes del EPL decidieron negociar con el gobierno del presidente César Gaviria. Fue así como el 15 de febrero de 1991 los líderes del movimiento firmaron el pacto definitivo de desmovilización que les permitiría reintegrarse a la vida civil y convertirse en partido político, bajo el nombre de Esperanza, Paz y Libertad.

Le puede interesar: M-19: de la guerra a la paz

Así lo registraron las cámaras de los medios de Colombia, que desde la oficina del entonces ministro de gobierno, Humberto de la Calle, y con presencia del consejero presidencial para la paz, Jesús Bejarano, registraron el momento en que Bernardo Gutiérrez, máximo dirigente del EPL, Darío Mejía y Jaime Fajardo, integrantes de esta organización, firmaron comprometiéndose a dejar las armas:

 (1991). [Ceremonia de la Firma del acuerdo de paz con el EPL]: [Humberto de la Calle] [Pregrabado (Rushes)]. Colombia. Archivo Señal Memoria, UMT-208616

 

Culminado el acto de firmas, el ministro de gobierno, el representante del país garante y el del EPL dieron declaraciones a la prensa, destacando la relevancia de este hecho histórico que abría el camino a un país más plural y democrático. Finalmente, como se puede apreciar en el siguiente fragmento, Jesús Bejarano indicó a los medios presentes el paso a seguir: la entrega de las armas por parte del grupo guerrillero y el acto oficial de reinserción a la vida civil de los excombatientes, programada para el 1 de marzo de 1991.

 (1991). [Ceremonia de la Firma del acuerdo de paz con el EPL]: [Humberto de la Calle] [Pregrabado (Rushes)]. Colombia. Archivo Señal Memoria, UMT-208616

 

Tal como lo pronosticó Bejarano, trece días después más de dos mil exguerrilleros participaron del proceso de dejación de armas durante una ceremonia ocurrida en Pueblo Nuevo, en el departamento de Antioquia, y en cinco campamentos insurgentes más. Fue así como tras la consigna de “¡Armas a discreción de la Constituyente!” nació el partido político que llevó a Jaime Fajardo y a Darío Mejía a la Asamblea que redactó la actual Constitución.

Le puede interesar: Publicidad: la Constituyente es el camino

 

No obstante, las discrepancias internas que habían caracterizado al movimiento insurgente desde sus inicios reaparecieron durante el proceso de paz, por lo que varios de sus miembros se mantuvieron en armas y se convirtieron en jefes paramilitares o integrantes de bandas criminales. A pesar de este revés en la búsqueda de una paz duradera, Bernardo Gutiérrez ostentó la investidura de senador, lo que permitió demostrarle a los desmovilizados que existía un camino democrático para defender sus ideales.  

 


Autora: Viviana Arce
Fecha de publicación original Lun, 01/03/2021 - 16:04
¿QUÉ TANTO TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO?
Compartir