El Stabat Mater: inspiración devocional

Publicado el Mar, 30/03/2021 - 14:39
El Stabat Mater: inspiración devocional
STSABAT MATER
Diseño: Karen López para Señal Memoria de RTVC Sistema de Medios Públicos

El Stabat Mater es un cántico litúrgico que ha sido motivo de inspiración para grandes compositores de la música clásica, así como para numerosos pintores a lo largo de la historia del arte. En este artículo, veremos el origen de esta secuencia musical y analizaremos dos ejemplos concretos en la pintura: Matthias Grünewald y El Greco. Igualmente, nos acercaremos a dos piezas musicales que pertenecen a los autores románticos Franz Schubert y Giuseppe Verdi.

Un himno devocional

El Stabat Mater es una secuencia musical cuya escritura se le atribuye al monje italiano Jacopone da Todi (1236-1306). Da Todi, escribió esta pieza ayudado por un contexto de creciente devoción hacia la figura de María y hacia el tema de la crucifixión de Cristo. Tanto el título de la obra como su contenido, están basados en pasajes concretos del Nuevo Testamento. 

Respecto del título, Stabat Mater, se puede traducir como <<la Madre está de pie>> o <<la Madre resiste de pie>>. Esta expresión proviene del evangelio de Juan: en el capítulo 19, se narra cómo María estuvo al pie de la cruz, acompañada de María de Cleofás, María Magdalena y San Juan Evengelista.

Cabe destacar que en ningún momento del pasaje se hace mención a los sentimientos de dolor de la madre de Cristo que sí están presentes en el himno. Buena parte del contenido del texto también tiene que ver con otro relato de la Biblia, Lucas, capítulo 2: en este fragmento, se relata el momento en el que María está presentando a Jesús en el templo de Jerusalén; estando allí, un anciano llamado Simeón le profetiza que una espada atravesará su alma (o corazón, en algunas versiones). 

Ambos episodios hacen parte de lo que se conoce en el cristianismo como los siete dolores de la Virgen. Los sucesos de sufrimiento que marcaron la vida de María fueron la fuente principal de Jacopone para escribir su poesía. Por su belleza y su fuerza emotiva, el himno ha invitado, a lo largo de la historia, a la creación pictórica y musical.

Stabat Mater: inspiración pictórica

Poco tiempo después de su creación, el himno se representó en el arte medieval y tuvo especial importancia en lo que conocemos como Italia, España y Alemania, en los siglos XIV, XV, XVI y XVII. Los autores también encontraron motivación en otros textos patrísticos y teológicos que cuentan la brutalidad de la Pasión de Cristo. Para entender algunas de estas representaciones, podemos tomar dos ejemplos icónicos de los pintores Matthias Grünewald y El Greco. 

La Crucifixión (siglo XVI). Grünewald, Matthias. Extraído de: Nieto Sotomayor, Bernardo (Director). (1999). Viva el arte [Magacín cultural]. [Cap. Museo 1]. Colombia: Inravisión-Señal Colombia. Archivo Señal Memoria, BTCX30 008180.

 

El primero de ellos fue un autor del Renacimiento alemán. Durante el período en el que Matthias pintó sus obras, el apogeo de ideas humanistas hizo que prefiriera mostrar la naturalidad y el lado más humano de María. En ese orden de ideas, Grünewald propone dos visiones de la Virgen. En la primera, de 1512, no hay Stabat Mater en el sentido literal de la expresión sino que el autor manifiesta sin mesura los sentimientos de la protagonista: el desmayo de la madre junto a la cruz, la faceta más vulnerable y terrenal de María, quien está vestida con hábito monacal.

En la segunda escena de la Crucifixión, el mismo autor alemán nos presenta una ambientación plagada de dolor y sufrimiento; el cuerpo de Cristo está visiblemente afectado por las torturas recibidas y la madre aparece erguida, de pie a la cruz, pero con una gestualidad de dolor y tristeza. Además, María se hace daño y se lastima a sí misma por apretarse las manos. 

Nieto Sotomayor, Bernardo (Director). (1999). Viva el arte [Magacín cultural]. [Cap. Museo 1]. Colombia: Inravisión-Señal Colombia. Archivo Señal Memoria, BTCX30 008180.

 

Te puede interesar: Miguel Ángel: la virtud de crear

Por otra parte, El Greco, un autor que pintó para la corte del rey Felipe II de España, buscó resaltar la condición sobrenatural de los personajes, incluida María. En un contexto contrarreformista, era relevante resaltar la condición virginal, y por tanto, divina de la madre de Cristo. El autor cretense logró transmitir esta condición gracias a su artificioso tratamiento del dibujo y del color. Aunque visiblemente resignada y doliente, la Virgen representada por El Greco demuestra fuerza anímica y cierto estoicismo, en un acto tan desgarrador como heroico. Cabe resaltar que las miradas de los personajes son distorsionadas: miran hacia el cielo, hacia Cristo, en un éxtasis hacia lo celestial. 

Nieto Sotomayor, Bernardo (Director). (1999). Viva el arte [Magacín cultural]. [Cap. Museo 1]. Colombia: Inravisión-Señal Colombia. Archivo Señal Memoria, BTCX30 008180.

 

Te puede interesar: El Greco: color y artificio

 

Stabat Mater: inspiración musical

El texto del Stabat Mater fue un incentivo para la creación y experimentación musical. Desde el canto gregoriano medieval, numerosos autores como Scarlatti, Haydn, Pergolesi, Schubert, Rossini, Verdi o Dvorák hicieron su propia versión e interpretación del mismo, tanto, que se convirtió en un género musical. De estos nombres, podemos destacar el caso de Franz Schubert, autor del Romanticismo y que creó su particular Stabat Mater en un contexto marcado por la idealización de un mundo espiritual focalizado en la Edad Media; periodo en el que se originó el himno litúrgico.

Radiodifusora Nacional de Colombia. Shubert Franz: Stabat Mater cinta N° S 384.21. Colombia: Radiodifusora Nacional. Archivo, Señal Memoria, RDNC-CCA-011903-EST0005ENT0170

 

Te puede interesar: Beethoven en nuestra memoria

 

Contemporáneo de Schubert, Giuseppe Verdi se caracterizó por la composición de óperas, así como por ser representante del romanticismo pleno, en el que hay un marcado protagonismo de lo instrumental, en específico del piano. El Stabat Mater fue la última obra escrita por el italiano. La versión que escucharemos a continuación, proveniente del programa conmemorativo de la HJCK Verdi - 100 años, es para coro a cuatro voces y orquesta sin ningún solista; se abre con un austero pasaje de sonoridad arcaica (que va ganando en refinamiento) y sigue línea a línea el poema medieval de forma dramática. 

Hernando Caro Mendoza (Director). (2001). Verdi - 100 años : diciembre 30 de 2001. Colombia: HJCK. Archivo Señal Memoria, HJCK-DGW-077445-01

 

Gracias a la labor conjunta entre la Orquesta Filarmónica de Bogotá y Señal Memoria, los colombianos pueden disfrutar no solo de la música del Stabat Mater sino acercarse a la representación artística que acogió al himno de Jacopone como fuente principal de inspiración.

 


Autor: Luis Felipe Núñez Martínez
Fecha de publicación original Mar, 30/03/2021 - 14:39
¿QUÉ TANTO TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO?
Compartir