Dejémonos de Vainas, sortear la vida con humor | Señal Memoria

Dejémonos de Vainas (1984-1998): lecciones para sortear la vida con humor
Publicado el Sáb, 17/06/2023 - 13:42
Dejémonos de Vainas lecciones para sortear la vida con humor

Durante más de una década los colombianos fuimos testigos de las aventuras, ocurrencias, contradicciones y hasta tragedias de la Familia Vargas, los protagonistas de la serie Dejémonos de Vainas (1984-1998). A partir de los documentos audiovisuales que conserva el Archivo Señal Memoria y de una entrevista brindada por Claudia Bernal, directora del programa, este artículo pretende ofrecer un pequeño homenaje a esta serie que los colombianos recordamos con tanto cariño. 

 


Sortear la vida entre el humor y la ironía

Entre 1984 y 1998 cada semana los colombianos teníamos una cita con “Los Vargas”, una familia bogotana y de clase media, conformada por Juan Ramón, Renata, Margarita, los gemelos, Teresita y Ramoncito, aunque también la cita era con Josefa, María Josefa, Ramiro ‘el costeño’, la prima Donna, la tía Loli, Joseito ‘el cubano’, Hércules, entre muchos otros. Durante más de una década fuimos espectadores de los dilemas, preocupaciones y de todo tipo de situaciones que le ocurrían a esta familia, y que al final lograban sortear entre la ironía y el humor. 

Dejémonos de Vainas fue producida por Coestrellas y escrita por Daniel Samper Pizano y Bernardo Romero Pereiro, la serie estaba inspirada en las columnas humorísticas de Samper Pizano "Postre de Notas", publicadas en el diario El Tiempo. Y a pesar de que el programa se basaba en las situaciones que ocurrían en la familia de Samper Pizano, con el transcurrir de los capítulos, se volvió más bien una representación de la familia común colombiana. 

Cuando se agotaron las columnas escritas, el equipo se dio cuenta de que el programa no podía acabar pues el rating era insuperable. De manera que, Bernardo Romero Pereiro le propuso a Daniel Samper Pizano que cada semana pensara un argumento alrededor de la familia y que él iba a escribir los libretos, y así fue. 

En este fragmento audiovisual, vemos a Bernardo Romero Pereiro, haciendo una aparición detrás de cámaras en homenaje al capítulo número 100 del programa:

Romero Pereiro, Bernardo (Director) (198?), Dejémonos de vainas: 1984-1998 [serie] [La noche de los cien]. Colombia: Coestrellas. Archivo Señal Memoria, BTCX60 066592 Clip 1

 

La frontera entre la ficción y la realidad

Y al respecto, sobre las apariciones en escena por parte del equipo “detrás de cámaras”, Dejémonos de Vainas logró con éxito abordar la discusión de la ficción versus la realidad, en este caso, diferenciar ─o no─ entre los personajes de la TV y de la vida real. Incluso, podríamos decir que hasta se adelantó a la pregunta que agobiaba a Jerry Seinfeld ─de la comedia estadounidense Seinfeld─, sobre si el Jerry de la ficción era el mismo Jerry de la realidad, y al final de cuentas, tenían tantas cosas en común que siempre resultaba probable confundirlos. A continuación, vemos dos emblemáticos fragmentos audiovisuales que dan cuenta de ello.

El primer fragmento es del capítulo “Serie cómica” cuando las columnas de Juan Ramón querían llevarse a la televisión y para ello, debían conseguir un actor que lo representara. Entonces encuentran un candidato, quien en la vida real era Daniel Samper Pizano, pero Juan Ramón dudaba de que fuera el indicado para representarlo:

Romero Pereiro, Bernardo (Director) (198?) Dejémonos de vainas: 1984-1998 [serie] [Serie cómica]. Colombia: Coestrellas. Archivo Señal Memoria, CÓDIGO

 

Y el segundo, correspondiente al capítulo “Seis cero cero”, tiene que ver con el momento en que el programa cumplió los 600 episodios, pero la familia se vio inmersa en un malentendido, pues llegaron a la casa periodistas pensando que eran una familia y una casa en donde se grababa una comedia, a lo que ellos señalaban que “solo eran una familia común y corriente”. Y allí, nuevamente se desvanecía la frontera entre la ficción y la realidad:

Yamayusa, Liz (Productora). 1995, Dejémonos de vainas: 1984-1998 [serie] [Seis cero cero]. Colombia: Coestrellas. Archivo Señal Memoria, BTCX30-038782.

Salirle al paso a la tragedia de la vida

La trama inicial tenía que ver con las intimidades, ocurrencias, contradicciones y transformaciones generacionales de la familia Vargas. Sin embargo, poseía  un componente social muy importante, ya que se desarrollaron capítulos especializados en la actualidad del país. De alguna manera, el programa lograba hacer humor de la propia tragedia, no sólo la íntima y familiar sino además la colectiva y pública, como lo fue el famoso apagón de 1992 y 1993, entre muchos otros.

La presencia de personajes diversos y hasta caricaturescos le permitió a la comedia poner sobre la mesa discusiones coyunturales e incluso activar conversaciones en los hogares colombianos. Por ejemplo, Josefa la empleada doméstica, era un personaje muy costumbrista, representaba la presencia de lo rural en la ciudad y la relevancia del trabajo y del cuidado. A continuación, vemos un fragmento del episodio “Domésticas, pero no domésticas”, en donde Josefa fundó la “Sociedad defensora de Muchachas Oprimidas Somucho” para denunciar el maltrato que vivían muchas de las empleadas en los hogares para los que trabajaban:

Yamayusa, Liz (Productora). 1990, Dejémonos de vainas: 1984-1998 [serie] [Domésticas, pero no domésticas]. Colombia: Coestrellas. Archivo Señal Memoria, BTCX60-061630 CLIP 2

 

El programa también abordó la política, se habló sobre presidentes, alcaldes, sus propuestas y en general, se abordó la sociedad que conformaba la política colombiana.  Es el caso de la tía Loli y de Pepita Mendieta quienes pertenecían a este círculo social, y otros personajes cercanos a la familia ─como Stella─ trabajaron con la alcaldía. 

Fue una comedia que se concentró en todos los temas que nos interpelaban como sociedad, no obstante, con lo único que nunca se desarrolló contenido fue alrededor del narcotráfico y las guerrillas. A continuación, presentamos un fragmento del capítulo “Códigos y diferencias”, el cual nos remite a la alcaldía de Mockus en 1995 con su propuesta de nuevo código de comportamiento del bogotano:

Yamayusa, Liz (Productora). 1995, Dejémonos de vainas: 1984-1998 [serie] [Códigos y diferencias]. Colombia: Coestrellas. Archivo Señal Memoria, BTCX60-061718 CLIP 3


 

Detrás de cámaras: también familia

Dejémonos de Vainas fue una comedia coral ─de coro─, este tipo de formato se compone de varias historias, que a veces pueden ser simultáneas, y su vez, son muchos personajes los que conforman un solo protagonista. Para este caso, sin duda, ese gran protagonista era la familia Vargas y todo lo que giraba alrededor de ellos. También fue una comedia de título, de la frase más contundente de cada uno de los personajes que era: “Dejémonos de vainas”.

Romero Pereiro, Bernardo (Director) 1986, Dejémonos de vainas: 1984-1998 [serie] [Yo converso sólo en verso]. Colombia: Coestrellas. Archivo Señal Memoria, BTCX60-061555 CLIP 1

 

A nivel de producción, a través de los años el programa fue demostrando que lograba mantenerse solo, pasara lo que pasara. Un ejemplo muy claro, es que nunca se vio afectado por el cambio de algunos actores, precisamente porque el fuerte estaba en el personaje y no el actor o la actriz que lo interpretaba, sin desconocer que cada uno le ponía su sello al personaje. Claudia Bernal, plantea que esto tenía relación con la clara estructura que el libretista Bernardo Romero Pereiro había definido para esta comedia, la fórmula estaba comprobada, pues era una muy utilizada en la dramaturgia mexicana.

Fue un espacio televisivo que logró consolidar un gran equipo a lo largo de los años, incluso se convirtieron en una familia detrás de cámaras, así como narra Claudia Bernal.

Hasta el final, la audiencia acompañó al programa, tanto así que, la única vez en que el rating se vio afectado fue el 5 de septiembre de 1993, el día en que Colombia le ganó a Argentina 5-0, pues fue una programación que entre repeticiones de los goles, entrevistas y cubrimiento en las regiones duró más de siete horas. 

Hoy en Señal Memoria rendimos un pequeño homenaje a esta comedia, a sus creadores, personajes y a todo el equipo que durante tantos años acompañó e hizo reír a los colombianos.


Autora: Laura Vera

 

logo mintic

Fecha de publicación original Sáb, 17/06/2023 - 13:42
¿Qué tanto te gustó este contenido?