Una pausa para comerciales… en la radio | Señal Memoria

Publicado el Lun, 20/04/2020 - 00:59

Una pausa para comerciales… en la radio

comerciales en la radio comerciales… en la radio comerciales en la radio comerciales en la radio
Archivo Señal Memoria de RTVC Sistema de Medios Públicos

Nuestro archivo sonoro conserva ocultos en algunas de sus cintas, registros de cómo la radio también fue un poderoso difusor de la publicidad entre los colombianos.

 

En Colombia, desde los años 1930, la radio demostró su poder como difusor de las ideas políticas, la cultura y el entretenimiento. Como una forma de sostener económicamente a las emisoras que desde entonces se abrieron en cada región de Colombia, a la radio también llegó la publicidad comercial. Así, las ondas de la radio se convertirían en un eficiente espacio para conocer productos, novedades de la industria y marcas comerciales con las que se empezaron a identificar generaciones enteras de colombianos. Señal Memoria conserva en su archivo sonoro una pequeña parte de esta historia, a través de las “cuñas” que escucharemos a continuación.

Música para afeitarse y publicidad en los 50

La radio colombiana en los años 50 ya se había consolidado como el principal medio de comunicación masiva en el país. Fue entonces cuando apareció la HJCK a revolucionar la radio cultural por medio de la iniciativa privada. La singularidad de aquel proyecto hizo que en sus primeros años la emisora abriera varios espacios a la publicidad comercial, llegando su propio personal a producir algunas cuñas. Es así como en las recordadas voces de Humberto Martínez Salcedo y Gloria Valencia de Castaño conocemos los servicios del recién fundado Banco Popular o la campaña de expectativa del almacén Super Rayo (cuyo edificio aún sobrevive en Chapinero). También podemos escuchar la modalidad de anuncios leídos al aire en programas tan recordados como Música para afeitarse…

Reel de anuncios publicitarios – Archivo HJCK, ca. 1950-1960

 


Publicidad de 1980 para todas las generaciones

A finales de los años 70 la sociedad colombiana había cambiado y con ella aparecían nuevos hábitos. El crecimiento de la industrialización, la aparición de nuevas generaciones de consumidores o la segmentación cada vez mayor del mercado hizo que la publicidad también se diversificara. Así lo atestiguan los siguientes anuncios, la mayoría de ellos grabados en 1980: el desaparecido Banco Cafetero hablándole a país de 26 millones de habitantes (un poco más de la mitad de los que hay en la década de 2020), la promoción “Genio Cocinero” de los también desaparecidos Almacenes Ley o la gaseosa Freskola, como patrocinadora del espacio Rock Adulto de la HJCK. De paso, también escuchemos a recordadas leyendas de la locución como Otto Greiffenstein y Edgar Oviedo.

Reel de anuncios publicitarios – Archivo HJCK, 1980

 


Publicidad de los 90 para ir a la fija

Mucho más fresca en la memoria de la mayoría de nosotros está la publicidad de los años 90, de la cual podemos recuperar algunos registros gracias a los archivos de Todelar. Recordemos anuncios que hoy perduran en la memoria como el “2-6-277-00” del diario El Espectador o el “si lo vende Dalhom… es bueno” de la extinta distribuidora de electrodomésticos. En una década en la que se reestructuró el sistema financiero, podemos recordar entidades hoy extintas como BIC, Banco del Estado, Granahorrar, Banco Ganadero y Conavi en un anuncio de la recién creada red Servibanca. Por último, sorprenden hoy campañas como Rumba Sana, adelantada en 1998 por la Alcaldía de Bogotá para prevenir el consumo de alcohol, o un curioso servicio de búsqueda de pareja a distancia, mucho antes de que las redes sociales diversificaran esa práctica.

Reel de anuncios publicitarios – Archivo Todelar, ca. 1990-2000

 


Autor: Felipe Arias Escobar

Fecha de publicación original Lun, 20/04/2020 - 00:59
¿QUÉ TANTO TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO?
Compartir