Quince años con la sutileza de Bocanada | Señal Memoria

Publicado el Mar, 25/03/2014 - 11:27
Quince años con la sutileza de Bocanada
 
Latinoamérica conoció el disco Bocanada de Gustavo Cerati en junio de 1999. Habían transcurrido casi dos años de la gira de despedida del trío Soda Stereo que llevó al grupo por escenarios de Argentina, Chile, México y Venezuela entre agosto y septiembre de 1997. Culminaban así quince años de historia musical del continente y se cerraba un capítulo en la vida de Gustavo Cerati (guitarra y voz), Zeta Bosio (bajo) y Charly Alberti (batería).
 
Después de aquella separación, Alberti comenzaría su trabajo como directivo de Cybrel, una empresa enfocada al trabajo de diseño y generación de contenidos para internet en una etapa de éxito de la actividad digital. Con ella armaría un portafolio de servicios entre los que incluiría además un sello discográfico (URL Records), una revista dedicada a temas de tecnología (URL Mag), un portal dedicado a la música (www.yeyeye.com), entre otras actividades.
 
Zeta Bosio se dedicaría a descubrir nuevos talentos como curador del "Proyecto under". Una iniciativa que buscaba bandas y artistas emergentes y que daría a conocer a través de varios discos recopilatorios publicados en Argentina. Luego daría a conocer su propio sello discográfico: Alerta Discos
 
Y por su parte, Gustavo Cerati se dedicaría a organizar su segundo disco que sería lanzado en América Latina en aquel junio. Luego de haber desarrollado el proyecto electrónico Plan V (Junto a tres chilenos), el músico se concentró en la creación de una obra que sería reconocida ampliamente desde su lanzamiento. Pero tuvo además tiempo para contribuir en un disco homenaje a la banda británica The Police llamado Outlandos D´Americas en donde presentó el tema "Tráeme la noche" (Bring on the night). Esto ocuparía su tiempo en 1998 junto a la preparación de lo que sería su nueva obra.
 
Foto: Germán Saez
 
 
Se trataba de Bocanada, un trabajo que lo regresaría a los escenarios del continente ofreciendo un espectáculo en el que combinaba la presentación de estas canciones con algunas del repertorio de su otro disco solista Amor amarillo y además, junto a reconocidas obras de Soda Stereo. Sería además uno de los trabajos musicales latinoamericanos más recordados de aquel año y con el cual el continente recobraría el legado de uno de los más destacados artistas pop de esa década.
 
Esta producción significó un nuevo reto musical para Cerati. Por un lado, terminó el ciclo de vida en Santiago de Chile y el inicio de una nueva etapa junto a su esposa Cecilia Amenábar y sus pequeños hijos: Benito y Lisa. Vino así un traslado a Buenos Aires, al barrio Vicente López. La familia comenzó su vida en una casa, el artista y padre tenía ahora a su disposición un lugar propio para grabar y producir: el estudio Casa Submarina.
 
Y fue aquí donde se gestó esta producción. En ella la carrera musical que había sido un equilibrio entre el pop y el rock, ahora tenía un agregado musical que le daba un nuevo matiz. Se trataba de la presencia de componentes electrónicos como elemento musical con mayor carácter. No era esto algo nuevo dentro de su trayectoria; cabe recordar que Cerati se había dejado seducir por la máquinas musicales como samplers y procesadores no solo en Soda Stereo; también en el trabajo Colores Santos que presentó con Daniel Melero en 1992.
 
El primer corte de difusión de Bocanada fue la canción "Raíz". Tema con el que se hablaba del amor como una esencia y una base. Comenzaba así el desarrollo de un disco que reconciliaba al músico argentino no solo con su carrera, también con una nueva generación de oyentes que había escuchado su obra ya por la incipiente realidad de difusión musical: internet. 
 
Era además la música para una generación que había crecido con un aprecio por el rock, pero también contemplando la música electrónica como una expresión natural que en los noventa había despegado a través de artistas reconocidos como Chemical Brothers, Moby, The Prodigy, Underworld o Leftfield. A la par con estas propuestas de lo que se conoció como big beat (por su impacto en los grandes escenarios y ante grandes públicos), existían propuestas que provenían de Alemania como Mike Ink, GAS, Kreidler, Wunder, Basic Channel y más, que se colaron en los oídos del músico y su idea sonora. Ya la familiaridad con el género le había permitido mantener una faceta electrónica paralela a esta nueva producción ahora asentada en Buenos Aires. 
 
 
          
 
Se trató del proyecto "Ocio", que desarrolló con su coequipero Flavio Etcheto. Justo antes de que apareciera Bocanada, apareció un disco titulado Medida universal que circuló tímidamente en el mundo musical argentino y desapareció para convertirse en una producción de culto y colección. El interés alemán por la camada de talento electrónico porteño vio incluido a "Ocio" en el disco recopilatorio: Elektronische Musik aus Buenos Aires publicado en ese mismo año.
 

 
Lanzado en junio de 1999, el trabajo sonoro de Bocanada vino acompañado de una extensa gira de presentaciones en escenarios de Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, El Salvador, México, Panamá y Venezuela. Fueron en total 41 conciertos que comenzaron el 25 de septiembre de 1999 en Ciudad de México y culminaron el 1 de julio de 2000 en Buenos Aires. La banda que acompañaba a Gustavo en esa gira estaba conformada por: Flavio Etcheto (teclados y sampler), Fernando Nale (bajo), Leo Garcia (secuencias, teclados y coros) y Martín Carrizo (batería). Esta era una banda de respaldo que unía talento, juventud y experiencia. 
 
Aparte de "Raíz", las canciones que se lanzaron como sencillos fueron: "Paseo Inmoral", "Puente", "Tabú", "Engaña" y "Río Babel" que fueron ampliamente radiadas en los países y contaron con videos promocionales rotados en canales musicales como MTv, Telehit o Htv. Vino además la primera etapa de conexión del artista con este nuevo público, a partir de la generación de su primera página web. Como espacio de difusión, recuperó la discografía de Soda y su etapa solista, además de recopilar las primeras impresiones fotográficas de las giras de aquel momento. 
 
Puente:

 
 
Paseo Inmoral:

 
 
Tabú:

 
 
Engaña

 
 
Río Babel

 
 
Siendo un trabajo artístico que reúne promoción, mercadeo, visitas promocionales y giras durante un año y medio, este disco tuvo un ciclo de vida más allá. Sus ecos artísticos alcanzaron el año 2001 con algunas presentaciones en la temporada argentina de verano de aquel año. Significó además un reconocimiento por la prensa, la crítica y el público como uno de los discos más importantes de 1999, como se pudo observar en distinciones como "Mejor disco" y "Mejor solista".
 
El regreso al ajetreo de las giras y la promoción, sumió al argentino en etapa creativa que le permitió llevar a cabo otros proyectos en menos de dos años como lo fueron la publicación de la banda sonora de la película + Bien y su participación en ella como actor. Igualmente, la grabación de uno de las obras musicales que supusieron enfrentarse a una nueva posibilidad artística: los arreglos para orquesta sinfónica que se presentaron bajo el nombre de Once episodios sinfónicos en 2001. Bajo la dirección de Alejandro Teran, Cerati cantó canciones de su repertorio y de Soda Stereo, esta grabación apareció a finales del año 2001 en audio y video. 
 
En Colombia este disco fue publicado por la entonces compañía BMG (que ahora forma parte del conglomerado SONY Music). En Señal Memoria le corresponde el referente de catalogación: CD 2413 dentro de nuestro archivo. Fue un disco programado en su momento por la Frecuencia Joven de la Radiodifusora Nacional de Colombia y posteriormente retomado y recapitulado por Señal Radiónica a partir de 2005. Quince años después sus canciones forman parte de una herencia para el rock, pop y hasta la electrónica del continente. Antes del accidente cerebrovascular de Cerati en mayo de 2010, estos temas formaron parte de su repertorio musical. Quince años después este disco llama todavía la atención por cerrar su etapa con Soda, por marcar un despegue y vuelo artístico que estuvo presente en toda la década pasada.
 
 
Cerati
Bocanada
BMG 
1999 
 
 
Música y letras compuestas por Gustavo Cerati (excepto donde se indica):
 
1. Tabú (Contiene un fragmento de Waltz For Lumuba de The Spencer Davis Group) (4:47)
2. Engaña (4:12)
3. Bocanada (Letra: Gustavo Cerati, Pablo Chaijale) (Contiene un fragmento de Eruption de la banda holandesa Focus) (4:07)
4. Puente (4:33)
5. Río babel (Contiene un fragmento de Momma de Electric Light Orchestra) (4:44)
6. Beautiful (6:13)
7. Perdonar es divino (Letra: Gustavo Cerati, Flavius E) (5:19)
8. Verbo Carne (4:42)
Junto a The London Session Orchestra, dirigida por Gavin Wright.
9. Raíz (4:04)
10. Y si el humo está en foco (4:56)
11. Paseo inmoral (Letra: Gustavo Cerati, Francisco Bochatón) (5:31)
12. Aquí & ahora (Los primeros tres minutos) (3:54)
13. Aquí & ahora (Y después) (2:38)
14. Alma (Letra: Gustavo Cerati, Flavius E) (4:38)
15. Balsa (5:05)
 
 
 
 
 
 
 
 
Fecha de publicación original Mar, 25/03/2014 - 11:27
¿QUÉ TANTO TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO?
Compartir