Publicado el Mar, 12/03/2013 - 12:51

Quien la pinta es quien la oye: Bogotá fonográfica

El grupo Sonema recorrió Bogotá grabando sus sonidos y luego se los envió a veintiocho artistas plásticos para que crearan imágenes a partir de esos sonidos, sin darles información de en dónde y cuándo habían sido grabados. De este ejercicio de auscultar la ciudad salió un conjunto de postales de Bogotá que se pueden ver y oír. La publicación, realizada por Laguna Libros, se llama Bogotá fonográfica y se puede conseguir en las librerías de la ciudad. 

 
Las imágenes no necesariamente ofrecen a los ojos del público el aspecto visual de la fuente o el escenario del sonido.  Muchas no se parecen a aquello a lo que suenan, no conservan el aspecto cotidiano de las cosas y situaciones con que los bogotanos se topan al andar por la ciudad. Otras sí, al menos en parte.
 
El ejercicio propuesto por Sonema a los artistas no persigue la traducción naturalista de sonidos a imágenes. De las postales visuales de Bogotá fonográfica parece estar ausente la subordinación del sonido a las imágenes que prevalece en nuestra vida cotidiana. Es decir, si oímos los pasos o la voz de alguien a quien no conocemos, sentimos que solo sabremos cuál es su aspecto una vez que lo veamos. Pero no sucede al revés, que veamos algo o a alguien y sintamos que solo sabremos cuál es su aspecto una vez que lo oigamos. Si escuchamos dramatizados radiales, solemos decir que el sonido y las voces nos permiten formarnos imágenes de los personajes y los escenarios, como si entendiéramos que la función del sonido es inspirarnos imágenes, hacernos ver. En la vida cotidiana, el sonido actúa como un indicio o un atributo secundario del aspecto, un aspecto que solo conoceremos cuando veamos.
 
En el proyecto Bogotá fonográfica, el sonido no está subordinado a la imagen visual ni, al parecer, viceversa. La "traducción" de los sonidos a imágenes emprendida por los artistas fue libre. Puesto que el proyecto está compuesto por imágenes no del todo realistas y por sonidos, las postales permiten percibir Bogotá sin verla.
 
El pasado miércoles 27 de noviembre, luego de que presentaran Bogotá fonográfica en la librería Casa Tomada, en Bogotá, Señal Memoria conversó con Felipe Muñoz y Hamilton Mestizo, de Sonema, con Bambi, autora de una de las postales del proyecto, y con Isabel Tovar, de editorial Laguna Libros. Los invitamos a oír esta charla:
 
Qué es Bogotá fonográfica (6' 39'')
 
 
 
Postales que se ven en el mundo físico y se oyen en el digital (4' 34'')
 
 
 
Cómo recogieron los sonidos de estas postales sonoras (5' 10'')
 
 
 
Bogotá fonográfica es un proyecto de Sonema y de la Editorial Laguna libros, realizado con el apoyo de la Consejería Cultural de la Embajada de España.
 
Para oír y ver las postales: Bogotá Fonográfica
 
 
 
 
 

Institucional

Contratación misional
Misión y Visión
Objetivos y funciones
Normatividad
Políticas y Planes
Informes de Gestión

Servicios

Atención al usuario 
Trabaja con nosotros
Calendario de actividades
Buzón Peticiones, Quejas, Reclamos y Denuncias
Tramites y Servicios
Directorio Subgerencia de Radio
Estado de su solicitud
Términos y Condiciones