León de Greiff, de viva voz en la Fonoteca | Señal Memoria

Publicado el Lun, 14/07/2014 - 17:12
León de Greiff, de viva voz en la Fonoteca

El programa De Viva Voz, de la Radiodifusora Nacional de Colombia, hoy Señal Radio Colombia, dedicó uno de sus capítulos al poeta antioqueño León de Greiff, quien, al decir del poeta colombiano Fernando Charry Lara en la Gran enciclopedia de Colombia  "es, ante todo, el creador de un lenguaje poético. Su obra, un permanente ejercicio de habilidad verbal. Este debió ser su concepto, implícito en todo cuanto escribió: la poesía es una experiencia física de la palabra, hasta llegar con ella a sustituir la mezquina realidad cotidiana".

Este capítulo de De Viva Voz ofrece una prueba tangible y sonora de la originalidad del lenguaje del poeta. A lo largo de los 28 minutos del programa, León De Greiff lee, entre otros poemas, su Balada del mar no visto, su Canción de Sergio Stepanski y su Balada de asonancias consonantes o de consonancias disonantes o de simples disonancias, en la que parece declarar su independencia o corroborar lo que señala Charry Lara: la intención de su poesía de "permanecer tenazmente insobornable y solitaria" Así comienza esa balada:

Para el asombro de las greyes planas
suelo zurcir abstrusas cantilenas.
Para la injuria del coplero ganso
tornó mis brumas cada vez más densas...

León De Greiff rechaza la facilidad, pero el valor de su obra no reside en la erudición ni el virtuosismo. Citado por la presentadora Cecilia Fonseca de Ibáñez en De Viva Voz, Jorge Zalamea, escritor, poeta y ensayista colombiano, dice de León De Greiff que "su cualidad excelsa es la de creador de un universo perfectamente identificable en sus paisajes, en su fauna y su astronomía, en sus poblaciones, en sus héroes y en sus beldades...". En su Historia de la literatura hispanoamericana (1954), el ensayista argentino Enrique Anderson Imbert describe al poeta como sarcástico, introvertido, imaginativo y lírico. Y el historiador colombiano Germán Arciniegas dice en su Antología de León de Greiff (Instituto colombiano de cultura, 1976), que era hosco y taciturno. Taciturno, sí, pero no severo. Tanto en su carácter como en su poesía descuellan el espíritu de juego y el sentido del humor. En su biografía del poeta (En el país de Bolombolo, 2004), el poeta y novelista Álvaro Miranda cuenta que un domingo en la mañana llegó León De Greiff al café El Automático, en Bogotá, a encontrare con el también escritor Alfonso Fuenmayor y la mesera lo saludó con un "Maestro", a lo que él contestó: "¿Maestro? ¿Maestro yo? Maestro el que inventó la mamadera de gallo".

El capítulo de De Viva Voz dedicado a León de Greiff está identificado en el catálogo de la Fonoteca con el código CD16502.


Carlos Fernández


 

Fecha de publicación original Lun, 14/07/2014 - 17:12
¿QUÉ TANTO TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO?
Compartir