El regreso de la historia para todos: Diana Uribe llega a los medios públicos | Señal Memoria

Publicado el Mar, 16/07/2019 - 11:56

El regreso de la historia para todos: Diana Uribe llega a los medios públicos

El regreso de la historia para todos: Diana Uribe llega a los medios públicos El regreso de la historia para todos: Diana Uribe llega a los medios públicos El regreso de la historia para todos: Diana Uribe llega a los medios públicos El regreso de la historia para todos: Diana Uribe llega a los medios públicos
Diseño: Dennis Osorio para Señal Memoria de RTVC Sistema de Medios Públicos
Por: Jaime Silva

Desde el mismo momento en que salió al aire, Diana Uribe tuvo una gran acogida en la desaparecida Radionet cuando empezó a contarles a los oyentes la coyuntura de fines del siglo XX. Rápidamente, la gente se empezó a identificar con esa inconfundible voz que les explicaba los acontecimientos mundiales. Se cumplía una década del final de la Guerra Fría y esta solo podía ser entendida si se comprendía su origen, el contexto en el que se desarrolló, ese medio siglo en que miles de armas nucleares estuvieron a punto de destruir el mundo. No bastaba con ver caer un muro, había que comprender por qué ese muro había sido levantado.

Como lo hacía en sus días de maestra, Diana continuaba enseñando, ahora a través de la onda sonora, a personas que no tenía al frente. Uno de los secretos estuvo en hacerlo sin pretensiones, de manera fresca y descomplicada. La otra parte del éxito se explica en que supo elegir los temas, conservaba el rigor sin ser aburrida y comparaba de manera permanente el pasado con el pasado, y estos con el presente. Entonces, Caracol Radio creó para ella un programa de crónicas históricas: Historia del mundo con Diana Uribe. Luego vino la invasión de Estados Unidos a Irak, en marzo de 2003, y con ella la consagración de Diana, pues para que se entendiera lo que estaba viendo el mundo en Medio Oriente, en la primera guerra transmitida en directo por televisión, ella decidió irse miles de años atrás hasta Mesopotamia. Y con esto nacieron las series, porque contar todo en cincuenta minutos era imposible.

Diana ha sido exitosa por su cercanía con la gente. Utiliza un lenguaje universal cargado de expresiones populares para explicar fenómenos históricos, cuenta la historia al tiempo que enlaza los hechos que la componen, porque todo se encadena. También lo ha sido porque musicaliza sus narraciones con piezas que todos hemos escuchado alguna vez, porque cada canción tiene su historia al ser hija de una época. Pero, sobre todo, debe su éxito a la palabra hablada, porque a través de la radio ha llegado a todos los lugares, pues Colombia es un país radial no solo por su quebrada geografía, sino por ser aquel un medio accesible, flexible y portátil.

Con Diana los domingos empezaron a ser diferentes: la gente esperaba un programa que respondía las preguntas que todos se habían hecho. El prestigio de esta filósofa e historiadora hizo que cada uno de sus ocho libros se convirtieran pronto en best sellers. Por su carisma, empezó a ser una conferencista con alta demanda en eventos no solo académicos, sino de todo tipo. El problema no era la historia, quedaba demostrado, era la forma en que esta se comunicaba.

Una ciencia que era vista como lejana y aburrida, ahora, gracias a Diana, se percibía cercana a la gente. Lejana, porque cuando la historia se profesionalizó en la segunda mitad del siglo XX, lo que se esperaba de los historiadores era que escribieran, porque la historia, como sus fuentes, debía quedar en los anales. El registro de la anécdota era mal visto. Lo bien visto eran largos y complejos análisis acompañados de teoría. Esta exigencia tuvo consecuencias: hizo que se confundiera el rigor académico con el acartonamiento, y que la historia se ocupara principalmente de temas “relevantes” afines a la política y la economía, de estudiar lo macro y abandonar lo micro. En fin, esto hizo de la historia una ciencia cada vez más apática del público general.

En la historia, pues, la oralidad no era bien vista. De manera general, estaba permitida solo en encuentros, congresos y simposios en donde conferencistas y ponentes leían a públicos reducidos fracciones de sus escritos. Conforme con esto, la crónica y el periodismo fueron llenando los espacios que dejaba libre la historia. Después, el tratamiento de temas más cercanos a la gente, como la cultura y la vida cotidiana, empezaron a tender puentes con un público aún muy reducido. Algo curioso es que las personas siempre han querido saber de historia, no de otra manera se explica que hoy una de cada cinco producciones audiovisuales sea de corte histórico. Conscientes de esto, hoy se nos pide a los historiadores escribir para públicos más amplios, porque a veces hemos olvidado que, como lo dijo Pierre Vilar, ante todo la historia debe servir para leer el periódico. Hay que escribir libros, claro, pero también hay que venderlos.

Pero, como escribió Julio Numhauser, cambia el modo de pensar, cambia todo en este mundo. Después del gran éxito mediático de Diana, llegó el momento en que las dinámicas del negocio cambiaron y las nuevas políticas de su cadena radial hicieron que el programa terminara su ciclo en octubre de 2018. Hubo sorpresa y protestas, pero la decisión estaba tomada. Entonces, Diana transformó su programa en un podcast, formato de escucha libre que, si bien ha venido tomando fuerza, sobre todo en las nuevas generaciones, aún resulta desconocido o cuando menos distante para un sector del público que creció con la radio.

Y fue precisamente por ese público que añora y reclama los relatos de domingo de Diana Uribe, que Señal Memoria pensó en que ella debía regresar a la radio y la invitó a ser parte de los medios públicos. Y ella aceptó encantada. Las historias de Diana será el programa que sonará en todas las frecuencias de Radio Nacional a partir del próximo 21 de julio cada domingo a las dos de la tarde. En él las audiencias escucharán inicialmente una explicación de cómo se produjo el proceso de independencia de Colombia, por qué este fue un fenómeno continental y de qué manera ese proceso explica lo que es hoy Colombia como nación. Pero no solo eso, también vendrán especiales… y tal vez mucho más, todo con su impronta.

¡RTVC es la nueva casa de Diana Uribe!

Fecha de publicación original Mar, 16/07/2019 - 11:56
¿QUÉ TANTO TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO?
Compartir