Publicado el Lun, 13/11/2017 - 06:29 Política exterior colombiana

Cuba, amores y rupturas

Foto: flippinyank en Flickr
flippinyank en Flickr

 

El mes de octubre de 1960, el presidente de los Estados Unidos, Dwight Eisenhower, decretó una medida de embargo a Cuba. Esta medida, que sigue vigente hasta el presente, ha implicado un bloqueo comercial, así como una restricción para que los demás países latinoamericanos sostengan relaciones de intercambio económico con la isla. Aquel embargo fue la reacción que tuvo Estados Unidos, una vez que el gobierno cubano empezó a expropiar a los norteamericanos que tenían tierras y empresas en la Isla.

Alberto Lleras Camargo, primer presidente del Frente Nacional, gobernó entre 1958 y 1962, periodo que coincidió con el triunfo de la revolución liderada por Fidel Castro (1959). Durante su mandato sostuvo, una relación muy cercana con Estados Unidos; esta relación ya se venía construyendo desde que fue Director de la Unión Panamericana (1947), organismo multilateral que pronto se convertiría en la Organización de Estados Americanos, OEA, de la cual fue presidente por cinco años (1949-1954). Ya en el poder, y en medio del ambiente hostil de la Guerra Fría, rompió relaciones con Cuba en el año 1962. En principio, esta ruptura obedeció a señalamientos que el régimen cubano hizo a Colombia por nuestra postura de país alineado con los intereses norteamericanos. En particular, los cubanos repudiaron el notable papel que tuvo Alberto Lleras Camargo como mediador para sellar la Alianza para Progreso, un programa de préstamos blandos de Estados Unidos para América Latina, con los que se buscó realizar proyectos de desarrollo social orientados a  contener el descontento de amplios sectores marginados que empezaban a manifestar simpatía por el modelo social cubano.

El distanciamiento con Cuba se  mantuvo hasta 1975, cuando subió al poder Alfonso López Michelsen (1974 -1978), y volvió a romperse en 1981, durante el gobierno de Julio César Turbay Ayala. Finalmente el presidente César Gaviria, en 1993, restableció las relaciones diplomáticas y lentamente se fue abriendo la puerta para retomar las relaciones comerciales. Hoy, en medio de las dificultades que vive la isla, Colombia mantiene un vínculo que resulta a todas luces trascendental para el establecimiento de un nuevo panorama para nuestro país. Después de aquella ruptura realizada en 1962 por Alberto Lleras, Cuba es escenario de trascendentales decisiones para el futuro político de Colombia.

El archivo sonoro que contiene este discurso se encuentra catalogado con el consecutivo CD10358.

Ana María Lara Sallenave


Fecha de emsión: 1962
Lugar de emisión: Bogotá.
Referencias: 1959

 

 

 

Fecha de publicación original Mié, 17/09/2014 - 13:48
¿QUE TANTO TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO?
Compartir