Cuando la naturaleza grita | Señal Memoria

Publicado el Jue, 08/03/2012 - 16:17

Cuando la naturaleza grita

RTVC Sistema de Medios Públicos

Cuando se escuchan las declaraciones oficiales que funcionarios del Estado han hecho cada vez que las lluvias generan estragos en Colombia, es posible ver que con el paso del tiempo la dimensión de los daños es cada vez mayor y que es poco lo que se ha avanzado en prevención. De hecho, como lo afirma el actual ministro de agricultura, las incontenibles inundaciones son la cuenta de cobro que la naturaleza pasa por los abusos que se le han propinado a la tierra, en aras de un crecimiento económico.

A propósito del invierno encontramos en la Fonoteca de la Radio Nacional de Colombia un discurso pronunciado con motivo del año nuevo (posiblemente en 1956) por el general Gustavo Rojas Pinilla, quien gobernó entre los años 1953 y 1957. Así mismo, incluimos en esta nota el discurso de Juan Camilo Restrepo, ministro de Agricultura del gobierno que inició el pasado 7 de agosto de 2010. Como un elemento más incluimos un radioteatro del año 1981, titulado La Inundación, que presenta una explicación a los estragos provocados por uno de los gestos más radicales de la naturaleza.

El General Gustavo Rojas Pinilla se refiere al invierno (Circa 1956)

Juan Camilo Restrepo, Ministro de Agricultura

Como es evidente, la mirada sobre el problema tiene matices distintos. Sin embargo, hay algo en común, las inundaciones y los desastres naturales afectan de manera más dura a los más pobres, que para el año 1956 eran el 90% de la población, según lo relata el general Rojas. Hoy, cuando los indicadores son cada vez más refinados la “pobreza extrema” sobrepasa el 60% y el invierno no afecta solo zonas rurales sino también a las grandes ciudades.

¿Qué ha pasado en estos cincuenta años para que la naturaleza se manifieste de manera tan cruel? Quizá la respuesta esté en el millón de hectáreas que se talan anualmente para ubicar a las 25 millones de cabezas de ganado, para el cultivo de palma africana o para la explotación minera; o posiblemente la respuesta esté también en el uso poco responsable que muchos urbanizadores hacen de terrenos que visiblemente presentan riesgos. En cualquiera de los dos casos la pérdida de la capa vegetal ha llegado en los últimos 25 años a un 50%. El invierno no es castigo divino, es el resultado de los abusos de la mano del hombre sobre el tesoro más grande: la Tierra.

Radioteatro "La inundación", 1981. Parte 1

Radioteatro "La inundación", 1981. Parte 2

Radioteatro "La inundación", 1981. Parte 3

Radioteatro "La inundación", 1981. Parte 4

Fecha de publicación original Jue, 08/03/2012 - 16:17
¿QUÉ TANTO TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO?
Compartir