Carnaval de Barranquilla en Yuruparí | Señal Memoria

Publicado el Vie, 21/02/2020 - 12:01

Carnaval de Barranquilla en Yuruparí

Carnavales 1 Carnavales 2 Carnavales 3 Carnavales 4
Diseño: Dennis Osorio / María Trujillo para Señal Memoria de RTVC Sistema de Medios Públicos

Por: Viviana Arce Escobar

Cuando pensamos en el Carnaval de Barranquilla es probable que nos venga a la mente las comparsas, la música, las reinas y el desorden propio de una festividad. Sin embargo, pocas veces nos detenemos a pensar en el “detrás de cámaras” de su realización y es precisamente en eso en lo que se concentra “Farnofelia Currambera” los tres capítulos de la serie Yuruparí dedicados a esta fiesta Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. 

Yuruparí fue una serie de televisión coproducida por Audiovisuales y Focine entre 1983 y 1986, con un total de 64 episodios, bajo la dirección y guion de Gloria Triana. El programa, enfocado en dar a conocer aspectos de la Colombia profunda, se adentra en estos tres episodios, en mostrar los preparativos previos al Carnaval de Barranquilla. Las máscaras, los trajes y las comparsas requieren de las manos y el esfuerzo de muchas personas para su ejecución en tiempo récord. 

Como lo menciona con voz de fondo Beatriz Manjarrez, “existe toda una industria del carnaval que da ocupación a miles de personas. Hay trabajo para los músicos, para las costureras, para los vendedores de comida y refrescos, para los vendedores de sombreros, los meseros, los peluqueros, las maquilladoras, los fotógrafos, las y los locutores y otros muchos que el resto del año forman los ejércitos de desempleados”. 

Pero además de toda esa mano de obra, también se encuentran los artesanos que de generación en generación han conservado el saber para crear las máscaras que luego llevarán puestas los bailarines. Estos últimos se preparan con meses de anticipación en agrupaciones barriales para presentar durante el Carnaval un espectáculo imponente.  Niños, jóvenes y adultos se dan cita en los barrios y las casas de líderes para ensayar durante horas las comparsas, los movimientos y los sonidos que, a son de gaita, tambor y flauta ponen a vibrar a todos los asistentes. 

 

Las tomas de los arreglos previos al Carnaval que ofrece Yuruparí permiten además evidenciar las tensiones sociales que han surgido a raíz de esta fiesta patrimonial. El Carnaval nació como una forma de expresión popular y de ahí que los sectores populares sean sus verdaderos protagonistas. Sin embargo, a finales del siglo XIX hubo un intento de las élites barranquilleras de apropiarse del Carnaval y excluir al resto de la población, tal como sucedió con la danza de “El Toro Grande”, que impedía la participación de los jóvenes del barrio Rebolo por ser de procedencia popular. Sin embargo, los jóvenes construyeron su propia danza, “El Torito”, como una forma de resistencia, logrando tal acogida por parte de todos los sectores de la sociedad que terminó por desplazar completamente al festejo de la clase alta. 

Es precisamente la conjugación de saberes ancestrales; la conservación de músicas, instrumentos y bailes tradicionales; y la participación de todos los sectores sociales de “La Arenosa” lo que hace de este Carnaval, uno de los patrimonios culturales vivos de los colombianos y de toda la humanidad. Yuruparí logró en los años ochenta mostrarnos la otra cara del Carnaval, acercándonos más a las personas que hacen posible este evento cada año y permitiéndonos acompañarlos en el cortejo fúnebre de Joselito Carnaval, para despedir, en la antesala de todos los Miércoles de Ceniza, otra edición más de este importante acontecimiento cultural. 

 

Por esta importante contribución a la difusión del patrimonio inmaterial, Yuruparí obtuvo el Premio a Mejor Programa Cultural en el 25° Festival Internacional de Cine de Cartagena (1984) y en el 2° Festival de Televisión (1985) y el Premio Nacional Simón Bolívar¸ como Mejor Trabajo Cultural en Televisión (1986).

 

Fecha de publicación original Vie, 21/02/2020 - 12:01
¿QUÉ TANTO TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO?
Compartir